Fandom

Wiki Micronaciones

Simulacionismo

54páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir

El simulacionismo (del verbo simular[1]) es un término ambiguo acuñado durante la Era Falsa que tiene por definición más próxima el que una persona o grupo de ellas intenten hacer una serie de acciones que no tienen legitimidad real.

Entre esas acciones se recogen las de hacerse pasar por alguien, el hacer como que se hace algo o reproducir algo con visos de realidad.

Contexto histórico Editar

El micronacionalismo como movimiento no nace dentro del simulacionismo, sino que parte de hechos fundados en la realidad, unos con mayor éxito que otros. Sin embargo, algunos incidentes en el devenir de las micronaciones produjeron una importante retracción en este campo que, unido a las ventajas y facilidad cada vez mayor del acceso a internet, condujeron a los micronacionalistas a desenvolverse cada vez con más asiduidad en el medio virtual. Ciertamente, el recuerdo de los ataques o abusos sufridos, procedentes de los macroestados, en algunos casos pesaron grandemente en el ánimo de este colectivo; así, se pueden citar como ejemplos notorios la destrucción de la Isla de las Rosas y la ocupación de Tavolara por Italia, la expulsión de los creadores del arrecife artificial de Minerva por Tonga o el hostigamiento a Sealand por el Reino Unido.

Por ello tiene un enorme desarrollo el llamado digitalismo, en el que con diversas fórmulas se crean países virtuales en internet (países web, blog o foro), llegándose a alcanzar en algunas micronaciones la fórmula del Estado digital, el cual únicamente opera en la esfera virtual de la red, que coexisten con las micronaciones que se consideran Estados físicos, es decir que operan en el mundo real (somatistas) y los Estados híbridos, que no renuncian a ninguna de las dos vías (esto según el Criterio Físico-Digital).

La explosión de micronaciones digitales provocó un alud de proyectos no serios que se movían en la esfera del ludismo, practicando una actividad propia de un mero juego de rol. Para diferenciarse de esa actividad lúdica, las micronaciones serias se alinean en el denominado bloque secesionista, constituyendo barreras, mediante la diplomacia o la creación de organizaciones, que sirviéndose de algún filtro les permitieran mantener una separación con las anteriores, revelándose en general con el tiempo que eran sistemas poco eficaces.

Tras la aparente protección que sentían quienes operaban en el ciberespacio, respecto a posibles agresiones de los macroestados, junto con que se considera la red un espacio de libertad en el que es posible desarrollarse, el micronacionalismo serio, secesionista, entiende que para que sus proyectos no sean simples portales colgados en la red, deben cumplir con los requisitos del Derecho Internacional de forma que no invaliden sus postulados. De ahí surge para algunos la necesidad de cumplimiento de la Convención de Montevideo o del refrendo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuestión que el Estado físico no ve como un imponderable, pero que lo precario del digital hace que en ellos se considere un aspecto más relevante. Para solventar el requisito de disponer de un territorio determinado hubo quien interpretó que el propio espacio virtual lo era, otros que bastaba con la reclamación de un territorio como disputa territorial, aunque fuera sobre el papel, y quienes llegaron más lejos considerando que para el reclamo podía recurrirse a un subterfugio y hacerlo corresponder con lugares poco o nada accesibles (oceánicos, antárticos o incluso de fuera del planeta).

Deriva en la que se llega al reclamo en ciertos casos de lugares intencionadamente inexistentes y, finalmente, de presuntos territorios virtuales, que no tienen necesariamente ni siquiera correspondencia con la realidad física. Es decir, se consideran en ciertos casos como territorios pretendidos espacios virtuales diseñados en un ordenador, cuya única existencia es la que figura plasmada en un portal. Tal simulación no es malintencionada, sino que busca dar acomodo a la mencionada convención, pero que arrastra a una ficción. Sin embargo, del mismo modo que los macroestados se permiten definir Estado a su conveniencia, la micronación digital lo define a su medida, por lo que es en cualquier caso una controversia.

Cantabria roza el estado de actividad.jpg

Cantabria roza el Estado de Actividad (editorial). El Intermicronacional, 12 de junio de 2010.

En el desarrollo de los portales digitales, se vio la necesidad de incorporar herramientas que dieran mayor actividad a sus sitios, para atraer nuevos ciudadanos y para satisfacer la demanda de los ya existentes; en dicha línea se planteó el estado de actividad, en el que el portal debía interactuar con el internauta para que fuera una experiencia más interesante para el visitante del mismo. Eso llevó a crear espacios en los portales que emulaban la realidad, como una ciudad digital. El modelo, muy interesante en inicio, se esperaba que daría pie a nuevas funcionalidades y que, en un contexto virtual, operaría como una entidad real, donde las personas interactuarían con la interfaz y entre ellas. No obstante, en esa dinámica, ciertas micronaciones derivaron su actividad a la simulación, activando herramientas ajenas a toda realidad como ciudadanos virtuales, economía simulada (p. ej. antropofismo), etc. sin solución de continuidad que hacía indistinguible en ocasiones la actividad real seria, con la actividad virtual simulada.

Simulacionismo en las micronaciones Editar

Si bien durante la Era Falsa el simulacionismo tuvo a priori un gran apoyo (entre muchísimos miembros de la OMU y la UME), sus consecuencias posteriores fueron radicalmente contrarias por muchos sectores. El método de simulación producía grandes experimentaciones como vía principal por internet, además de la posibilidad de crear teóricas visas con estos métodos. Sin embargo, como la misma OMU y UME, los que producían esta simulación eran en si micronaciones simuladas que no tenían muestra de seriedad (como fue Asgaria respecto su territorio digital) y un gran número de falseamiento de datos (como las críticas que relacionaban a Rotham sobre la simulación de teóricos puertos aéreos internacionales). Esto fue aprovechado por UME (que no era nada más que una multicuenta -MultiAccount-) y emprendió una dura crítica y campaña contra los sistemas simulatorios por no ajustarse a la realidad (y por la teórica mayoría somatista, ya que estos también fundaron un Mundo Digital).

De ahí, se sacaron muchas conclusiones que hasta días actuales se sigue debatiendo, sobre el papel de la simulación y el simular acciones que van mas allá de la propia ficción micronacional.

De hecho, debido al hermetismo de la OMU en el mundo micronacional (para preservar la ficción y la simulación) muchas fueron las micronaciones que tomaron de modelo el simulacionismo, en su mayoría unipersonal, donde inventaban datos, guerras o alteraban la historia para ajustar a sus micronaciones y darle dotes o eventualidades que no se ajustan a la realidad. De ahí también la existencia de teóricos conflictos (como el producido a finales de la Era Falsa como la Guerra del Otoño) que tienen apologías a guerras de grandes magnitudes.

La realidad es que tanto la OMU como la UME y sus respectivas acciones respecto al tema de la simulación, no hicieron solo que alterar el movimiento micronacionalista por la conciencia de un juego de rol que muchos practicaron de manera desmesurada y descarada.

Fueron la Birrepública de Hispanova y la ya existente pero poco conocida Soberanía de Trobat las únicas que se apartaron del simulacionismo durante su existencia, debido a que sus datos, documentos y acciones se ajustan a la realidad misma sin la necesidad de tener que inventar acciones que ronden la ficción.

¿Una micronación puede ser simulatoria? Editar

Es un tema muy candente, realmente a primeras una micronación podría ser simulada, pero si nos atenemos al significado de la palabra simular nos da a entender que el hecho de que te hagas pasar por una micronación quiere decir que esa micronación es un bulo que no se ajusta a la realidad, por lo que cae en el falseamiento. O sea, como último recurso sería una micronación falsa.

Reconoce1.png

Reconocimiento de Luis Saint Meran de/para él "Todas las micronaciones tienen simulación, la misma reproducción micronacional es una simulación". Con ello da a entender que efectivamente, la OMU es simulacionista y la definición de simulación lo vincula a micronaciones falsas

Existen muchos detractores de este ideal, ya que tras la Era Falsa el malestar general de los auténticos micronacionalistas contra la OMU y sus ficciones conjuntas con Timeria-UME llevaron a recalcar el fracaso del micronacionalismo que Juan Carlos Valls O'Donnell demostró tiempo atrás de estos sucesos en la antigua Wikia[2] y a los mismos que recalcó Vicente del Estado Soberano de Hezpenya, ambos ignorados.

¿Ludismo y simulacionismo son lo mismo? Editar

La temática lúdica fue acribillada con intolerancia en la OMU, pero en el mismo micronacionalismo demostró ser lúdico ya que es absurdo que una persona o conjunto de ellas formen una micronación por obligación o por disgusto, al contrario, porque les divierte o les entusiasma la idea. Dentro de lo lúdico, el simulacionismo tuvo mucho papel en esto ya que la combinación de ambas fue meramente el aumentar el simulacionismo propio por los famosos eventos de guerra y conflictos bélicos o civiles que tanta notoriedad alcanzó durante la Era Falsa. Por esto, se deja claro que simular no es lo mismo que recalcar algo lúdico, pero la combinación de estos desata mucha más simulación.

Micronación Blogger Editar

El ejemplo más claro es Asgaria, que solo teniendo un ciudadano y afirmando ser un Estado digital con una reclamación que comprende unas islas ficticias en el Atlántico Norte (cayendo aquí en la superación de la ficción) no tiene ni actividad real ni actividad digital (debido a que su foro está abandonado), teniendo como último valedor de sus acciones su mismo blog nacional que afirma tener acciones que no se ajustan ni a la realidad misma ni a su digitalismo.

Falsedad.png

Ejemplo común de micronación blogger. Pudiéndose dotar la realidad de fundamentos de índole histórica (reuniones) conjunto a ideas ficticias (aeropuertos o espacios de ellos) sin tener ninguna verificación tanto real como de los reunidos.

Éste es un caso común de simulación que sigue todos los componentes de la OMU, ya que no demuestran su actividad real y todo queda en meros escritos de índole ficticia. Tras la Era Falsa el simulacionismo jugó muchas malas pasadas, no solo por ensuciar a toda la OMU por sus relaciones simuladas con Timeria (las cuales nadie ha desmentido) sino porque demuestra la poca objetividad que tiene la simulación, como mostró Moriel en su blog[3]. Estos datos demostraron no sólo que toda la OMU linda el simulacionismo sino que al no ponerse límites a la hora de simular como si fuera un juego de rol no produce confianza o legitimidad cuando expones lo referente.

Micronaciones simulatorias Editar

  • Gran mayoría de la OMU.

Referencias Editar

  1. Simular.
  2. Fracaso del Micronacionlismo Hispano. Wiki Micronacional (portal antiguo).
  3. Descendencia timeria en los morielíes. Blog de Moriel.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar